Máquina Transforma Restos Alimenticios En Fertilizante ¡Sólo En 24 Horas!

El hecho que un electrodoméstico sea capaz de convertir los restos de tu comida en fertilizante es alucinante, y nos demuestra como la tecnología se las ingenia para hacernos la vida más sencilla sin la necesidad de dañar nuestro medio ambiente.

A nivel mundial cuando terminas de cocinar los restos de verduras y sobras de días anteriores terminan en vertederos desarrollando gases tóxicos para todos los seres vivos, además ocupan espacio necesario y se convierten en residuos que tardan semanas y hasta meses en descomponerse completamente sin un fin exclusivo.

Se dice que el Reciclador de Alimentos Zera es capaz de descomponer una semana de restos de comida en un fertilizante hecho en casa en un período de 24 horas, esto ayudaría a disminuir los residuos alimenticios a unas 400 libras anuales.

Además el dispositivo está diseñado para encajar en la cocina como un aparato independiente, siendo tan simple de usar como raspar un plato o sartén en su apertura y listo, después la unidad automatizada y app control agita y airea los restos de comida junto con un poco de salsa secreta “un aditivo a base de plantas”, y el producto terminado cae en una bandeja en la parte inferior de fácil acceso.

Los detalles son un poco escasos en la unidad pero el sitio web dice que el sistema “utiliza oxígeno, humedad, calor, aditivos con base de plantas y un agitador”, de esta forma reduce el volumen de los desechos alimenticios en dos tercios totales en solo 24 horas, en cuanto al peso representa 118.6 libras por lo tanto no es difícil movilizarlo.

Esta máquina está destinada a ser parte integral de la cocina específicamente el espacio donde se preparan los alimentos, proporcionando un lugar conveniente y accesible para eliminar los restos de comida que facilitan el traslado.

Por lo general los restos de comida son la parte “verde” en el compost siendo necesario integrar otra porción gruesa, en el caso de Zera integra un material adicional marrón hecho de con cáscaras de coco y bicarbonato de sodio, haciendo que al momento de la agitación y aireación junto al calor y humedad se acelere el proceso enfocado en la descomposición.

Algunos expertos estadounidenses refieren que aunque el dispositivo prepara los restos alimenticios para compost en 24 horas, lo mejor es acumularlo en lotes durante una semana o tres para que sea una adición significativa a una parcela del jardín.

Se estima que anualmente se desperdicia alrededor del 40% de alimentos en rellenos sanitarios solo en U.S.A, siendo una cifra alarmante con todos los cambios ambientales que sufrimos hoy en día que hacen necesario crear alternativas ecológicas y sostenibles en el tiempo sin importar el país, región o temporada.

Actualmente muchas personas refieren que todavía no están seguras de esta tecnología, ya que algunas empresas lo categorizan como algo “imprescindible” pero realmente si composta como promete, y tiene un precio razonable podría ser una opción viable, aunque ciertamente no parece ser una solución escalable a los residuos de alimentos en todo el mundo.

En primer lugar es mucho más eficaz reducir la cantidad de residuos alimenticios que se generan, y tener programas municipales dentro de la comunidad o vecindario brindando soluciones que gestionan la descomposición real de materia orgánica pero eso es todo un tema aparte.

A nivel mundial se necesitan soluciones de basura a escalas gigantescas con tecnología de gama alta y baja incluyendo a todas las clases sociales, sin embargo no se puede negar que un “reciclador de alimentos eléctrico” controlado por aplicaciones podría ser genial para situaciones específicas, todo dependerá de las necesidades de sus usuarios.

El panorama general sin duda indica que el desperdicio de alimentos es un problema enorme, y al enviar estos residuos y otros materiales orgánicos a los rellenos sanitarios es una práctica ridícula que favorece las emisiones de metano donde el 20% proviene de los vertederos.

Por otro lado si tenemos la posibilidad de resolver un problema por medio naturales y tecnológicos al mismo tiempo ¿Por qué no hacerlo?, más aun si es una práctica sostenible para un mundo cada vez más poblado.

Aunque los restos alimenticios en las cocinas representan sólo una pequeña porción de la cantidad total de desechos, el 95% de ellos actualmente se envía a vertederos por lo que es posible convertirlo en un recurso utilizable en el hogar.

El nuevo dispositivo se estrenó en enero de este año en el Consumer Electronics Show, siendo probado en el mercado a través de una campaña de crowdfunding con un precio anticipado de US $ 699, podría estar en mercados selectos en los próximos meses siendo parte de la biotecnología orgánica junto a nuevos inoculantes agrícolas, mejoradores de suelos, sistemas LED para cosechas pequeñas y granjas verticales inteligentes.

¿Qué te parecen este tipo de dispositivos?

No Comments

Post A Comment