22 cosas que no sabías de los alimentos orgánicos y convencionales

Captura de pantalla 2017-01-12 a las 3.02.16 p.m.

Los alimentos orgánicos son aquellos que han sido cultivados o procesados?. Sin pesticidas sintéticos, fertilizantes químicos, irradiación, disolventes industriales o aditivos químicos, la agricultura orgánica comenzó en la década de 1940 en respuesta a la Revolución Verde, esta ultima marcó un aumento significativo en la producción de alimentos debido a la introducción de variedades con alto rendimiento, el uso de pesticidas y mejores técnicas de manejo.

A continuación podrás enterarte de 22 datos curiosos sobre los alimentos orgánicos que seguramente desconocías:

  • Cuando la comida orgánica viaja largas distancias a los mercados es posible que se contamine interfiriendo con cualquier efecto ambiental positivo de la agricultura orgánica, por esa razón lo más recomendable es comprar este tipo de alimentos en granjas locales.
  • Los alimentos orgánicos suelen ser más caros que los convencionales, a veces hasta en un 50% más porque requieren mayor mano de obra que se traduce en dinero.
  • La Unión Europea, Estados Unidos, Canadá, Japón y otros países requieren que los productores orgánicos tengan una certificación especial basada en estándares definidos por el gobierno para comercializar alimentos de este tipo.
  • Las manzanas cultivadas convencionalmente tienen más residuos de pesticidas que cualquier otra fruta o verdura, estas pueden ser rociadas hasta 16 veces o más con 30 sustancias químicas diferentes, en cambio aquellas cultivadas de forma orgánica no contienen ningun tipo de aditivo, otros alimentos que son ricos en plaguicidas son los melocotones, fresas, espinacas, lechugas, uvas y otros.
  • Existe la falsa concepción de que los alimentos orgánicos no usan plaguicidas, claro que si es un elemento necesario para preservar los cultivos solo que no contienen componentes sintéticos.
  • Las investigaciones recientes señalan que las personas pueden llegar a comprar alimentos orgánicos inducidos por procesos psicológicos como el “efecto halo”, este último es un componente cognitivo por el cual la percepción de un rasgo es influenciada por una percepción previa de rasgos anteriores, en pocas palabras la etiqueta “orgánico” cambia la percepción del gusto, calorías y valor independientemente de si el alimento sigue estos parámetros o no.
  • Un litro de leche orgánica requiere un 80% más de tierra para criar a las vacas que producen leche convencional, contribuye un 20% menos con los factores que llevan al calentamiento global, libera 60% más de nutrientes a las fuentes de agua y evita la lluvia ácida en un 70%.
  • Mientras que las papas orgánicas utilizan menos energía en términos de producción de fertilizantes necesitan más combustible fósil para el arado.
  • Los agricultores orgánicos muchas veces tratan las enfermedades fúngicas con soluciones de cobre y otros procedimientos naturales, mientras que los insecticidas orgánicos contienen componentes químicos altamente neurotóxicos para los seres humanos, en la mayoría de los casos su biodegradación es casi imposible y se relacionan con infinidad de enfermedades.
  • El pollo y carne orgánica tiene un 33% menos de probabilidades de contener bacterias resistentes a tres o más antibióticos que las aves de corral convencionales o el cerdo.
  • (3) estudios realizados en U.S.A, Reino Unido e Irlanda mostraron que las mujeres embarazadas expuestas a mayores cantidades de pesticidas químicos tuvieron alumbramientos prematuros, los neonatos presentaban disminución en los reflejos primitivos y en la edad escolar eran evidentes los problemas de atención y concentración además de retrasos en su desarrollo psicomotor.
  • Los animales que se crían de forma orgánica tienden a tener más enfermedades e índices altos de mortalidad porque no son tratados con antibióticos, por lo tanto los agricultores pierden muchísimo dinero y deben aumentar los precios del producto final.
  •  En las diferentes partes del mundo que no se dispone de plaguicidas más de 1/3 del alimento es comido por las plagas, mientras que en el mundo occidental donde se usan pesticidas la pérdida se reduce en un 41%.
  • Los productos de lavado no eliminan completamente los pesticidas, mientras que el lavado de frutas y verduras reduce los residuos de pesticidas algunos químicos son absorbidos internamente en la planta, otros se unen a la superficie del cultivo y por eso muchas personas recurren a retirar la piel de los alimentos esto efectivamente reduce la exposición, pero los nutrientes valiosos se pierden con la piel.
  • Los huevos etiquetados como orgánicos deben provenir de pollos criados orgánicamente, para cumplir con este requisito el ave tiene que comer 80% de alimentos orgánicos durante 6 semanas antes de poner un huevo, estos no deben confundirse con los pollos de campo libre que pueden vagar libremente y comer lo que quieran, para cumplir con los requisitos orgánicos se permite 1 metro cuadrado de espacio por 25 libras de pollo.
  • Los estudios han demostrado que la incidencia de cáncer entre los agricultores convencionales que son rutinariamente expuestos a niveles altos de tóxicos ha disminuido en los últimos años, la razón es que la agricultura orgánica ha crecido evitando el uso de productos químicos, este simple hecho aumenta la esperanza de vida promedio de los agricultores a 7 años más.
  • La mayoría de los pediatras señalan que es importante que los niños lleven una dieta equilibrada entre frutas, verduras, granos enteros y leche baja en grasa que solamente ofrecerle alimentos orgánicos aislados.
  • Casi el 50% de los plaguicidas químicos en Europa no aprobaron las evaluaciones de seguridad de la Unión Europea en el último año.
  • Los alimentos orgánicos tienden a tener niveles más altos de patógenos solo en el caso que se utilice compost elaborado con estiércol, ya que este contiene bacterias como la E. Coli que podrían llegar a las mesas de muchas familias.
  • Si leíste el punto anterior estarás pensando ¿En quién debo confiar? Para solucionar este problema la biotecnología orgánica dio paso a las bacterias agrícolas estas no son más que bacterias seleccionadas no patógenas, se incorporan a los mejoradores de suelos para apoyar la nutrición y crecimiento de los cultivos sin los riesgos asociados del compost, este tipo de tecnología no tiene absolutamente nada que ver con los organismos genéticamente modificados.
  • Los mejoradores de suelos son una alternativa genial para sustituir el uso de fertilizantes tóxicos en la agricultura convencional, vienen en presentaciones liquidas y en polvo apoyando a la agricultura orgánica.
  • La mayoría de instituciones a nivel mundial prohíben el uso de organismos genéticamente modificados (OGM) en productos que están etiquetados como “100% orgánicos”.
Tags:
No Comments

Post A Comment